RGB recomienda aumento de alquileres, rechaza reducción

RGB recomienda aumento de alquileres, rechaza reducción

 

Published: 
May 2017
Rent Stabilization

 

 

Parece que no habrá otra congelación de alquileres este año.

Por una votación de 5 a 4 sin ningún debate, la Junta de Renta Regulada (Rent Guidelines Board, RGB) municipal recomendó permitir aumentos entre un 1 y 3 por ciento por un contrato de un año y entre un 2 y 4 por ciento por contratos de dos años para los alrededor de 1 millón de apartamentos de alquiler estabilizado en la ciudad. La presidenta de la RGB, Kathleen Roberts, quien propuso los aumentos, no ofreció ninguna explicación ni base lógica para los aumentos, y no se quedó para responder a preguntas después. 

“Para mí es muy decepcionante que la presidenta no haya explicado por qué votó a favor de un aumento de alquileres”, dijo la representante de inquilinos Sheila Garcia.

“Estoy muy enfadado”, dijo el activista de Inwood-Washington Heights Graham Ciraulo, comentando que su edificio no tuvo gas por siete meses y su casero ha desregulado apartamentos ilegalmente. “No debe haber ningún aumento hasta que restrinjan las actividades ilegales de estos caseros”. 

“¿Qué tal la persona que tiene un ingreso fijo y el alquiler supera su ingreso?” preguntó Beverly Rivers, de 61 años, una discapacitada antigua trabajadora de guardería que vive en Prospect-Lefferts Gardens con su hija y dos nietos. “Eso es lo que tengo para vivir. Necesito una reducción del alquiler. No quiero quedar sin techo”.

El 28 de abril, el Alcalde Bill de Blasio dijo a la radioemisora WNYC que el aumento propuesto fue justificado porque “el precio de combustible ha empezado a aumentar otra vez”. La decisión fue “basada en los hechos … ninguna parcialidad hacia los caseros, sino realmente guiándose por los números”, continuó, añadiendo que la junta estaba “por fin respetando tanto a los inquilinos como a los caseros”.

Los aumentos sugeridos son “inadecuados”, sostuvo Jack Freund, vicepresidente de la Asociación de Estabilización de Alquileres (Rent Stabilization Association, RSA), que había recomendado aumentos de un 4 por ciento por un año y 8 por ciento por dos años. El Índice de Precios por Costos de Operación (Price Index of Operating Costs, PIOC) de la junta, una estimación basada en costos de bienes y servicios tales como combustible y fontanería, aumentó un 6.2 por ciento durante el año pasado, un aumento total de 11 por ciento durante los últimos cuatro años, añadió. 

Los dos representantes de caseros en la RGB citaron esa cifra al proponer aumentos un poco menos altos, 4 por ciento y 6 por ciento. Fue rechazado, 7-2.

A pesar de una multitud de más de 200 personas que cantaban “una reducción es lo que necesitamos”, la junta rechazó una orden de reducción de alquileres propuesta por los dos representantes de inquilinos, también 7-2. Hubiera permitido a los caseros aumentar alquileres por entre cero a un 2 por ciento, pero sólo en edificios donde no habían usado un aumento por desocupación, mejora importante de capital o mejora individual de un apartamento para aumentar alquileres durante los últimos tres años. En esos edificios, los alquileres se reducirían por hasta un 4 por ciento por un contrato de un año, y hasta un 2 por ciento por dos años.

Puede ser que el PIOC aumentara hasta un 6.2 por ciento en el año pasado, argumentó Garcia, pero el estudio de Ingresos y Gastos de la RGB halló que el ingreso medio de propietarios había aumentado un 4.4 por ciento en 2015, datos disponibles del año más reciente, mientras sus verdaderos gastos aumentaron sólo un 1.1 por ciento y sus ingresos netos de operación crecieron por casi 11 por ciento, “el onceavo año consecutivo que el Ingreso Neto de Operación ha aumentado”, dijo el estudio. 

Garcia añadió que al rechazar la impugnación por parte de la RSA de las congelaciones de alquileres aprobadas por la RGB en 2015 y 2016, una jueza de la Corte Suprema estatal había fallado que “podemos considerar asequibilidad”.

El representante de inquilinos Harvey Epstein dijo a la junta que un 35 por ciento de inquilinos con el alquiler estabilizado gastan más de la mitad de sus ingresos por el alquiler, la ciudad está sufriendo una falta de techo récord y un 43 por ciento de las personas que ingresan en albergues municipales para los sin techo han perdido apartamentos de alquiler estabilizado. 

“Creemos que los datos están de nuestro lado”, dijo después de la votación.

El Concejal Municipal Ben Kallos (demócrata de Manhattan), quien habló en una manifestación bajo la lluvia antes de la reunión, dijo que se necesitarían “congelaciones del alquiler durante los próximos diez años” para que los inquilinos recuperen los injustificables aumentos del alquiler regalados durante la gestión del Alcalde Michael Bloomberg.

“Los alquileres están fuera de control. Se supone que usas un tercio de sus ingresos por el alquiler, pero yo estoy usando casi la mitad”, dijo Gustavo Madrigal, de 25 años, un ayudante de abogado de inmigración que había venido de Queens con la Unión de Inquilinos de Ridgewood.

En el Sur del Bronx, dijo Lourdes de la Cruz de CASA, apartamentos de dos dormitorios típicamente se alquilan por entre $1,400 y $1,500, alrededor de la mitad de todos los inquilinos gastan más de la mitad de sus ingresos en alquiler y una cuarta parte vive debajo del umbral de pobreza. En toda la ciudad, dijo, durante los últimos cinco años caseros han ganado $950 millones en aumentos de alquiler por mejoras importantes de capital. 

“Hay abundantes programas” para ayudar a personas con bajos ingresos a pagar el alquiler, dijo Freund al Tenant/Inquilino cuando se le hizo una pregunta sobre asequibilidad. “La estabilización mantiene los alquileres a la baja independientemente de los ingresos”.

La omisión por parte de la junta de dar una explicación de por qué recomendó un aumento de alquileres (ambos representantes de inquilinos dijeron que no se les había dicho la razón) provocó especulación de que de Blasio había decidido que después de dos años de congelaciones de alquileres, ya era hora de darles algo a los caseros. La falta de debate hizo eco a la RGB en la época de Bloomberg, cuando era una conclusión previsible que la propuesta de los inquilinos sería rechazada 7-2, la de los caseros por el mismo margen, y luego la propuesta de un miembro público para un aumento un poco menos alto ganaría 5-4, sin que ninguno de los miembros públicos dijera nada. Bloomberg siempre negó que él dictó la cantidad del aumento, pero despidió al único miembro público que alguna vez votó a favor de una propuesta de los inquilinos.

Traducido por Lightning Translations