Presidenta del condado de Manhattan se opone a la rezonificación de Inwood

Presidenta del condado de Manhattan
se opone a la rezonificación de Inwood

Published: 
May 2018

El 26 de abril, la Presidenta del Condado de Manhattan, Gale Brewer, firmó y entregó su recomendación sobre la propuesta de la Corporación de Desarrollo Económico (Economic Development Corporation, EDC) municipal para la rezonificación de Inwood: “Desaprobar con modificaciones/condiciones”.

La propuesta de la EDC, que rezonificaría 59 cuadras de Inwood para permitir edificios más altos y requerir que un porcentaje de los apartamentos construidos se alquilen por menos de la tasa del mercado, es el primero de varios proyectos de rezonificación del Alcalde Bill de Blasio que ha cosechado dos votos en contra seguidos en el Procedimiento de Evaluación del Uso de Terrenos Uniforme (Uniform Land Use Review Procedure, ULURP). La Junta Comunitaria 12 en Inwood aprobó una resolución similar de “Desaprobar con modificaciones/condiciones” en marzo, diciendo que cualquier rezonificación debe proteger a los negocios locales y que cualquier vivienda “asequible” construida debe ser “asequible dentro del rango de ingresos de los residentes de Inwood”.

Inquilinos y activistas de vivienda habían instado a Brewer durante meses a que se opusiera a la rezonificación si ésta no se modificaba considerablemente. Antes de su audiencia pública sobre el plan el 10 de abril, sus correos electrónicos y volantes compartían el mismo titular: “Ninguna rezonificación en Inwood = aburguesamiento, mala rezonificación en Inwood = aburguesamiento”.

En las 34 páginas de sus recomendaciones a la EDC, Brewer destacó cuatro elementos para un plan reestructurado. La ciudad, escribió, “debe trabajar para diseñar un plan que: (1) Cree mucho más vivienda asequible nueva, con más de ésta asequible para el residente medio actual en Inwood; (2) Identifique y financie programas para permitir que los inquilinos actuales se queden en sus hogares; (3) Provea ayuda a los pequeños negocios locales a que se queden en la comunidad; y (4) Provea oportunidades para negocios locales nuevos, empleos y recursos culturales para mantener la diversidad y carácter local de Inwood”. 

Paul Epstein del Fideicomiso de Tierra Comunitaria del Norte de Manhattan (Northern Manhattan Community Land Trust) elogió la decisión, pero tenía sentimientos encontrados. “Brewer afirmó claramente que los temores de los residentes de Inwood son válidos –temores de ser expulsados de sus hogares, negocios y empleos a causa de la rezonificación propuesta por la EDC”, dijo. “Muchas de sus recomendaciones para ayudar a proteger a los inquilinos, los pequeños negocios y la herencia comunitaria concuerdan con el programa de El Norte de Manhattan Unido (Uptown United)”. Por otra parte, “omitió una importante amenaza para los pequeños negocios que las enmiendas de la ‘U Comercial’ de la EDC suponen”, que casi duplicaría la altura de edificios permitida en Broadway y las calles Dyckman y 207 al Oeste, las principales calles comerciales del vecindario.

“Los miembros de la comunidad están decepcionados de que ella no pidió que se reduzca la escala enorme de la rezonificación ni se dirigió a los probables impactos adversos en el ambiente físico, la infraestructura, los servicios públicos (aparte de las escuelas), el tráfico, el estacionamiento o el transporte público”, añadió Epstein. 

Los votos en contra tanto de Brewer como de la Junta Comunitaria 12 son sólo consultivos. El Concejo Municipal tendrá la última palabra sobre la rezonificación, así que la próxima cuestión urgente será lo que se necesitará para convencer al concejal Ydanis Rodriguez. El Concejo usualmente respeta la posición del miembro local en torno a las propuestas del ULURP en su distrito.

El 29 de abril, Rodriguez patrocinó un evento titulado “Puesta al Día sobre el Desarrollo del Norte de Manhattan”. Consistió en una mesa redonda, una sesión de grupos de trabajo separados y un informe. Cada uno de los seis expertos en la mesa redonda habló sobre un tema específico: educación, artes y cultura, desarrollo económico, parques y recreación, vivienda y el programa de El Norte de Manhattan Unido. El hecho de que se le concediera un lugar en la mesa al programa de El Norte de Manhattan Unido, una contrapr- opuesta hecha por grupos comunitarios que incluiría más vivienda realmente asequible y protegería a los inquilinos y pequeños negocios del desalojo, indica que la campaña en su favor goza de un impacto creciente.