La celebración del 60 aniversario de Met Council comienza

¡La celebración del 60o aniversario de Met Council comienza!

Published: 
February 2019

Traducido por Lightning Translations

2019 marca el 60o aniversario de la fundación del Concejo Metropolitano de Vivienda (Met Council on Housing), la más antigua organización de derechos de inquilinos en Nueva York. Conmemoraremos la ocasión durante todo el año en una serie de eventos públicos, en nuestro sitio Web y en estas páginas con historias personales de activistas del pasado y el presente sobre lo que les hizo participar con Met Council y lo que ha significado para ustedes. Por favor, envíen sus propios relatos al redactor de Tenant/Inquilino Steven Wishnia, a wishnia@hotmail.com.

Breve historia de Met Council

El Concejo Metropolitano de Vivienda fue creado en 1959 como una coalición de grupos liderados en su mayoría por mujeres, que trabajaban protegiendo a los inquilinos y preservando las comunidades. Nuestros fundadores incluyeron a Jane Benedict de Preservar Nuestros Hogares (Save Our Homes) de Yorkville, Esther Rand del Consejo de Inquilinos del Eastside (Eastside Tenants Council), Jane Wood de Chelsea y Frances Goldin del Loisaida. El enfoque estuvo en luchar contra planes de renovación urbana erróneos, negligencia y explotación por parte de caseros y amenazas de poner fin al control de alquileres, además de abogar por más vivienda pública. Muchos de los primeros líderes eran comunistas y socialistas que provenían del movimiento obrero y de los principios del movimiento de derechos civiles. Desde su creación, Met Council ha hecho hincapié en la justicia racial, y seguimos dando prioridad a reclutar y entrenar líderes y personal femeninas.

Con poco personal y docenas de voluntarios, nuestro modelo fue el de organizar asociaciones de inquilinos en filiales locales que los residentes del vecindario podían visitar para conseguir ayuda. Las filiales ayudaban a los miembros a entender el panorama general y actuar en luchas de más envergadura a la vez que trabajaban juntos para mejorar sus propias condiciones. Las huelgas de alquiler eran una táctica común cuando se negaban servicios básicos.

Hemos mantenido una línea de emergencia gratis por décadas, dotada de voluntarios, para dar a inquilinos información sobre sus derechos y soluciones. Hemos aconsejado a la gente sobre cómo conseguir reparaciones y servicios básicos, resistir desalojos, luchar contra aumentos del alquiler, cómo tener compañeros de cuarto y mascotas y transmitir el derecho a quedarse en un apartamento a familiares (tradicionales o no tradicionales).

El movimiento de inquilinos fue sacudido en 1971, cuando el multimillonario gobernador Nelson Rockefeller impulsó proyectos de ley que impusieron el descontrol de viviendas disponibles en el millón de apartamentos en la Ciudad de Nueva York bajo el control de alquileres, y prohibió a la ciudad promulgar sus propias leyes más fuertes de alquileres. Esto creó un desastre: en tres años, alrededor de 400,000 apartamentos habían sido desregulados, y permitir a los caseros cobrar los alquileres más altos que podían no les impidió abandonar 300,000 apartamentos —creando una crisis de vivienda que sólo ha empeorado desde entonces.

Met Council luchó por la Ley de Emergencia para la Protección de Inquilinos (Emergency Tenant Protection Act) de 1974, que puso apartamentos que antiguamente tenían control de alquileres bajo la estabilización de alquileres, y luego movilizó a inquilinos para apoyar el proyecto de ley Flynn-Dearie, que hubiera obligado a los caseros a abrir sus libros para auditores estatales antes de que pudieran aumentar los alquileres. Cuando se le dio el control sobre regulaciones de alquileres a la División de Vivienda y Renovación Comunitaria (Division of Housing and Community Renewal) estatal, Met Council participó en un Concejo Asesor de Inquilinos para monitorear sus acciones.

En 1997, Met Council formó parte de una campaña heroica para impedir que el gobierno estatal aboliera las regulaciones de alquileres, aunque las leyes fueron gravemente debilitadas mediante normas como el descontrol de apartamentos disponibles con altos alquileres. Cuando las leyes de alquileres tuvieron que ser renovadas en Albany en 2011 y 2015, Met Council acogió a nuevos aliados en la lucha para fortalecerlas, especialmente organizaciones trabajando en comunidades de bajos ingresos y de gente de color en Brooklyn, Queens y el Bronx. Sin embargo, con aliados de la industria de bienes raíces en el Senado estatal y la mansión del gobernador, las leyes se renovaron con mejoras mínimas.

Este año, con una mayoría demócrata sólida en el Senado estatal, las cosas pueden cambiar. Ya que la crisis de vivienda se extiende por todo el estado, Met Council se ha unido a la Alianza de Vivienda del Norte y Sur del Estado (Upstate/Downstate Housing Alliance). El programa de la coalición Justicia de Vivienda para Todos (Housing Justice for All) incluye una ley para todo el estado sobre “el desalojo por justa causa” que protegería a inquilinos del desalojo o de aumentos de alquileres arbitrarios, además de permitir a gobiernos locales promulgar leyes de estabilización de alquileres, revocar las leyes de 1997 de descontrol y aumentos adicionales en viviendas disponibles y cerrar las brechas legales que permiten aumentos de alquileres súbitos mediante alquileres preferenciales y mejoras importantes de capital. [Véase el artículo en la página 1.] A causa del énfasis en un programa de todo el estado, Met Council ha hecho a un lado por el momento nuestra demanda de hace muchos años de restituir la autonomía de la ciudad.

A nivel local, Met Council ha continuado organizando asociaciones de inquilinos para luchar por reparaciones y resistir desalojos y aumentos de alquileres, aunque las huelgas de alquiler se han vuelto menos comunes debido a las dificultades enfrentadas por inquilinos sin abogados en la Corte de Vivienda, además de la “lista negra” de inquilinos con expedientes judiciales. Hemos sido una voz de vanguardia para oponer los aumentos permitidos por la Junta de Renta Regulada (Rent Guidelines Board, RGB), incluido el recargo del “impuesto de pobres” en apartamentos de bajos alquileres — esfuerzos que dieron resultados en 2016 y 2017, cuando la RGB congeló el alquiler en renovaciones de contrato por un año por primera vez en la historia. También hemos hecho campañas para mejorar las condiciones en edificios al reforzar las unidades de inspección y litigación municipales

Durante los últimos años, Met Council también ha trabajado con los inquilinos para resistir rezonificaciones masivas y propuestas de desarrollo que amenazan con aburguesar a comunidades y desalojar a inquilinos de mucho tiempo, especialmente por medio de la coordinación de la campaña de El Norte de Manhattan No Se Vende (Northern Manhattan is Not For Sale).

Se ha hecho mucho, y hay mucho por hacer. Con 60 años de juventud, Met Council espera grandes victorias en 2019 y en los años venideros