Activistas de Queens se organizan contra la rezonificación a beneficio de Target y contra las viviendas de lujo

Activistas de Queens se organizan contra la rezonificación a beneficio de Target y contra las viviendas de lujo

Published: 
July 2018

Más de 100 personas asistieron el 18 de junio a un foro para oponerse a la programada rezonificación de un antiguo teatro de cine en Jackson Heights a favor de un edificio de 13 pisos con un centro comercial Target y 120 apartamentos, la mayoría a la tasa del mercado. 

“Introducir más vivienda a la tasa del mercado y reclutar una compañía millonaria antisindicalista y partidaria de las causas derechistas en nuestra densa comunidad inmigrante es totalmente contradictorio a la línea de la ciudad de que ésta es una ‘ciudad santuario’”, dijo Jorge Cabanillas de Barrios de Queens Unidos (Queens Neighborhoods United, QNU), uno de los grupos que organizaron el foro. 

El sitio, en la Calle 82 una cuadra al sur de la Avenida Roosevelt, fue comprado en 2016 por $27 millones por Sun Equity Partners y The Heskel Group, una compañía de bienes raíces con oficinas en Flushing y encabezada por Yeheskel Elias. Actualmente está zonificado para un edificio de 10 pisos. El edificio rezonificado contendría 30 ó 36 unidades asequibles, en promedio, para familias que ganan hasta un 80 por ciento del ingreso medio en el área –hasta $58,480 para una sola persona y hasta $83,440 para una familia de cuatro personas– bajo el programa municipal de Vivienda de Inclusión Obligatoria. 

Los opositores a la rezonificación dicen que aquellos apartamentos sólo serán “asequibles” para personas que ganen mucho más de los ingresos medios de Jackson Heights y Elmhurst –un apartamento de dos dormitorios podría ser arrendado por más de $2,000 al mes– y que introducir un centro comercial de una cadena corporativa desplazará a los pequeños negocios. Avigail Aviles de QNU dice que el dueño de un negocio en la Calle 82 dijo a los organizadores de QNU que tendrá que cerrar sus puertas, porque el casero alzó el alquiler un 50 por ciento, de $7,000 a $10,500, diciendo que “ahora la cuadra es de lujo”. 

La Junta Comunitaria 4 de Queens votó unánimemente en marzo en contra de la propuesta rezonificación. Sin embargo, esa votación fue solamente consultiva, y tanto la presidenta del condado, Melinda Katz, como la Comisión de Planificación Municipal (City Planning Commission) han aprobado el proyecto. El concejal Francisco Moya (demócrata de Queens), cuya opinión probablemente será decisiva cuando el Concejo Municipal vote sobre ella, ha expresado su apoyo condicional. El Real Deal informó el 18 de junio que Moya había negociado con el especulador para aumentar la cantidad de apartamentos “asequibles” de 36 a 42. Organizadores de QNU señalan que aquel arreglo no es jurídicamente vinculante. 

Los participantes en el foro del 18 de junio criticaron la posición de Moya. “El argumento de Moya es que no puede hacer nada acerca de este proyecto. Hoy dijo a periodistas que se le dio limones y que él está haciendo limonada”, dijo la organizadora de QNU Grace Chung, al aseverar que la rezonificación aumentaría el tráfico y ofrecería una cantidad mínima de vivienda asequible. “¿Cuántos quieren beber ese tipo de limonada?” preguntó. 

Moya ha dicho que ha ofrecido reunirse con activistas y grupos defensores de vivienda asequible locales, pero ellos se rehusaron. Aviles, que vive en Corona, dice que la razón era que ellos quieren que él escuche las opiniones de una base más amplia de sus constituyentes, en vez de hablar del proyecto en una reunión privada. “Los vendedores ambulantes, los pequeños negocios, los padres, toda la demografía está presente y se opone al proyecto”, dice. “Porque si él realmente escuchara lo que ellos tienen que decir no estaría a favor de la rezonificación”. 

QNU también señala que Elias, de Heskel Group, contribuyó a la campaña de relección de Moya el año pasado, además de donar la cantidad máxima permitida a la presidenta del condado Katz y el alcalde Bill de Blasio, y dar más de $10,000 al representante Joseph Crowley, cuyo distrito incluye Jackson Heights. Moya, Katz y de Blasio han negado que estas donaciones hayan influido en su apoyo para el proyecto. 

QNU ha sugerido un acuerdo de beneficios comunitarios jurídicamente vinculante que requeriría que toda la vivienda construida en el sitio sea asequible para personas que ganan el ingreso medio del vecindario, además de garantizar contratos de arrendamiento asequibles para los pequeños negocios locales. 

Moya no asistió al foro del 18 de junio, así que los participantes marcharon después a su despacho en el vecindario, donde hicieron una manifestación a pesar de las fuertes lluvias. Dejaron en la puerta una lista de las demandas comunitarias que habían formulado. 

Traducido por Lightning Translations