¿Pueden los demócratas tomar las riendas del Senado estatal en noviembre?

¿Pueden los demócratas tomar las riendas del Senado estatal en noviembre?

Published: 
June 2016

Por décadas, el Senado del Estado de Nueva York ha sido el cementerio de legislación a favor de los inquilinos, ya que la mayoría republicana ha bloqueado todas las reformas de importancia. Sin embargo, este año hay una buena posibilidad de que los demócratas puedan tomar las riendas del Senado en noviembre. Las elecciones son presidenciales, y la probabilidad es mucho más grande de que los votantes demócratas, que superan en número a los republicanos en Nueva York por un amplio margen, acudan a las urnas durante elecciones presidenciales que en las elecciones no presidenciales. 

Si los inquilinos pueden ayudar a los demócratas a ganar una verdadera mayoría en el Senado, entonces la promulgación de verdaderas reformas de alquileres en el próximo año por fin será posible. Podrían aprobar medidas como la revocación del descontrol de viviendas disponibles sin esperar hasta que las leyes estatales de alquileres venzan en junio de 2019. 

Para los inquilinos, hay mucho en juego. Después de aproximadamente dos décadas del descontrol de viviendas disponibles (22 años en la Ciudad de Nueva York y 19 años en los condados de Westchester, Nassau y Rockland), hemos perdido cientos de miles de apartamentos asequibles, mientras los apartamentos de alquiler controlado o estabilizado se vuelven menos asequibles cada año.

Si no cambiamos el Senado este año, las posibilidades de hacerlo en 2018, un año no presidencial, son mínimas. Éste es el año.

No hay contiendas competitivas para el Senado en la Ciudad de Nueva York, ya que ninguno de los dos titulares republicanos, Andrew Lanza de Staten Island y Martin Golden de Brooklyn, es vulnerable. Las mayores posibilidades de los demócratas para ganar escaños (además de las pocas elecciones en las cuales pueden perder escaños) están en Long Island y el norte del estado.

Aquí están algunas de las elecciones claves.

6to Distrito: Este distrito en el condado de Nassau es probablemente donde haya la mayor posibilidad de que los demócratas ganen un escaño. El demócrata Ryan Cronin está poniendo en peligro al titular republicano de muchos años Kemp Hannon, quien en 1993 patrocinó la pri-mera legislación para desregular apartamentos disponibles de alquiler estabilizado. El distrito se ha vuelto más demócrata en términos de inscripción en los partidos, e incluye una cantidad importante de apartamentos de alquiler regulado, especialmente en Hempstead. Ésta es la elección donde voluntarios inquilinos pueden tener el mayor impacto.

7to Distrito: El titular republicano Jack Martins se postula para el Congreso, y el demócrata Adam Haber, a quien venció hace dos años, está en una contienda reñida con la alcalde de Flower Hill Elaine Phillips. Este distrito del noroeste de Nassau (Great Neck, Port Washington, Mineola) incluye una cantidad cada vez menor de votantes que viven en apartamentos de alquiler estabilizado. Ellos podrían tener un papel clave.

9to Distrito: Los demócratas ganaron este distrito, en la costa del sur de Nassau, por primera vez en más de 30 años el 19 de abril, cuando los inquilinos ayudaron a Todd Kaminsky de Long Beach a ganar una elección especial para reemplazar al Líder de la Mayo-ría Dean Skelos después de la condena de éste por corrupción. Kaminsky enfrenta una revancha con el abogado de juicio republicano Chris McGrath, a quien ganó por 886 votos. A lo mejor podrá mantenerse en este escaño, pero necesitará ayuda. Hay pequeñas áreas donde hay apartamentos de alquiler estabilizado, especialmente en Long Beach, Lynbrook y Rockville Centre, pero muchos edificios ya están medio desregulados.

37to Distrito: Este escaño del sur del condado de Westchester está ocupado por George Lati-mer, posiblemente el único titular demócrata vulnerable. Latimer, un gran amigo de los inquilinos, fue elegido por primera vez en 2012 después de servir en la Asamblea por una década. Como líder de la legislatura del condado en los años 1990, arregló los nombramientos de varios miembros públicos imparciales a la Junta de Renta Regulada (Rent Guidelines Board) del condado, reemplazando a un grupo de títeres de los caseros, y los inquilinos se beneficiaron de aumentos de alquileres más bajos. Su contrincante republicano es Julia Killian, miembro muy conservador del Concejo Municipal de Rye; ha dicho que gastará $1.5 millones de su propio dinero en esta elección. Latimer, quien hace campaña de una manera tan entregada que desgasta varios pares de zapatos yendo de puerta en puerta en todas las elecciones, a lo mejor ganará, pero necesitará ayuda.

41o Distrito:  El demócrata Terry Gipson está tratando de recuperar este escaño del Valle del Hudson, el cual perdió hace dos años a la republicana Sue Serino. Aunque no hay apartamentos de alquiler regulado en el distrito, Gipson era inquebrantable en su apoyo a los inquilinos. Esto puede ser un repunte para los demócratas.

43o Distrito: El demócrata y líder sindical Shaun Francis está enfrentando a la titular republicana Kathy Marchione, quizá el miembro más conservador del Senado. Este distrito, al este y norte de Albany, era donde vivió el antiguo Líder de la Mayoría Joseph Bruno, quien hizo más que cualquier otra persona en Albany para debilitar las regulaciones de alquileres en 1997 y 2003. Será una tarea difícil, pero Francis está haciendo una campaña enérgica.

46to Distrito: Este distrito, en la orilla oeste del Río Hudson que va desde los condados Montgomery y Schenectady hacia el sur, hasta el condado de Ulster, es el 63º escaño añadido por los republicanos en la redefinición de distritos de 2012. Lo hicieron a medida del millonario especulador en bienes raíces George Ame-dore, quien perdió por 18 votos a la defensora de inquilinos Cecelia Tkaczyk en aquel año, pero ganó el escaño en 2014, cuando el número de votantes fue mucho más bajo. La demócrata Sara Niccoli, una granjera que encabezó la Coalición Sindical-Religiosa (Labor-Religious Coalition) del Estado de Nueva York por varios años, tiene buenas posibilidades de vencer a Amedore.

60to Distrito: El titular demócrata Marc Panepinto, quien ha apoyado a los inquilinos, no busca otro término en este escaño del área de Buffalo. Ya que el Asambleísta Sean Ryan ha decidido volver a postularse, Amber Small, líder de una asociación de vecindario en Buffalo, puede ser la candidata demócrata. El candidato de los republicanos será el Secretario del Condado de Erie Chris Jacobs.

Aunque no hay contiendas competitivas en la elección general para el Senado en la Ciudad de Nueva York, hay dos elecciones preliminares demócratas el 13 de septiembre en las cuales un candidato está claramente más a favor de los inquilinos.

18to Distrito: Debbie Medina, una organizadora de inquilinos de muchos años con Los Sures en Williamsburg, está enfrentando al titular Martin Malavé Dilan en este distrito en Brooklyn, que va desde Williamsburg hasta East New York. Como concejal municipal en 1994, Dilan emitió uno de los votos decisivos para promulgar el descontrol de viviendas disponibles, tres años antes de que el estado lo ampliara. Medina, quien hizo un intento sorpresivamente fuerte en su contra hace dos años, recientemente recibió el respaldo de Tenants PAC, Acción Hacer el Camino Nueva York (Make the Road New York Action) y Comunidades de Nueva York por el Cambio (New York Communities for Change). Si gana, Medina será una defensora de los inquilinos resuelta y apasionada dentro de las reuniones privadas de la Conferencia Demócrata en el Senado.

33o Distrito: El defensor de los inquilinos Gustavo Rivera, quien venció al corrupto Pedro Espada en 2010, está enfrentando una vez más al concejal Fernando Cabrera para este escaño del noroeste del Bronx. La campaña de Cabrera de 2014, que contó con una gran cantidad de dinero proveniente de caseros, fue marcada por infracciones de las reglas de financiamiento de campañas. 

 

¿Qué tal con la IDC?

Aun si los demócratas ganan una mayoría numérica el 8 de noviembre, los cinco traidores demócratas en la supuesta Conferencia Independiente Demócrata (Independent Democratic Conference, IDC) podrían mantener a los republicanos a cargo, como hicieron cuando los demócratas ganaron una mayoría de 33 a 30 en 2012. La IDC fue establecida por Jeffrey Klein (Bronx/Westchester) por enojo después de las elecciones de 2010, porque sus colegas demócratas no quisieron hacerlo su líder. 

Klein, cuyo distrito incluye una gran cantidad de inquilinos, recoge enormes cantidades de dinero de los grupos de presión de la industria de bienes raíces. Durante los dos años cuando era líder junto con el republicano Dean Skelos, el Senado no aprobó ni un solo proyecto de ley a favor de los inquilinos.

Si los demócratas ganan una mayoría estrecha, hay peligro de que Klein y sus colegas traidores (Diane Savino, Staten Island/Brooklyn; Tony Avella, Queens; David Carlucci, Rockland County; y David Valesky, Syracuse) podrían hacer un arreglo similar con el líder republicano John Flanagan. Sin embargo, si los demócratas ganan bastantes escaños, la IDC sentirá mucha presión para que vuelva a la conferencia de la corriente principal.

La aritmética rinde lo siguiente: Los demócratas tienen que quedarse con los escaños de Kaminsky, Latimer y Panepinto, y ganar cuatro o cinco escaños más en Long Island y el norte del estado. Esto es un gran reto, aun en un año presidencial. Los inquilinos necesitan trabajar fuerte para ayudar a los demócratas. Si no, la regulación de alquileres pasará pronto a ser cosa del pasado.

 

¿Qué tal con el gobernador?

No podemos contar con ninguna ayuda significativa del Gobernador Andrew Cuomo. El líder titular del Partido Demócrata estatal obviamente no quiere que el Senado estatal sea demócrata. En 2012, abandonó sus promesas para asegurar una redefinición de distritos imparcial y dejó a los republicanos tergiversar los límites de los distritos. En 2013, ayudó a urdir la alianza entre los republicanos y la IDC. En 2014, hizo solamente un esfuerzo simbólico para cumplir su promesa de ayudar a ganar una mayoría demócrata. A lo mejor, Cuomo respaldará uno o dos candidatos demócratas para el Senado, y entonces se quedará con los brazos cruzados.

A pesar de sus esfuerzos para hacerse pasar por defensor de los inquilinos, el gobernador ha rehusado abogar por la revocación del descontrol de viviendas disponibles y no ha hecho ningún esfuerzo para cerrar otros resquicios legales en las leyes de alquiler. En su discurso sobre el Estado del Estado en enero de 2015, cinco meses antes del plazo para renovar las leyes de alquileres, ni siquiera hizo mención de ellas.

 

Michael McKee es tesorero de Tenants Political Action Committee y miembro de la junta directiva de Met Council, Inc.