¿Qué será necesario para forzar a Andrew Cuomo a fortalecer las protecciones de alquileres?

¿Qué será necesario para forzar a Andrew Cuomo a fortalecer las protecciones de alquileres?

 

Published: 
January 2018

El gobernador Andrew Cuomo pronunció su octavo discurso sobre el Informe del Estado (State of the State) el 3 de enero, y una vez más no dijo palabra sobre la necesidad de fortalecer las protecciones del alquiler y el desalojo. Incluso en los años cuando las leyes de alquiler vencen y tienen que ser renovadas, Cuomo evita hablar sobre el tema, como lo hizo en 2015.

Cuomo habló por 92 minutos. Lanzó numerosas propuestas nuevas, dedicó una buena cantidad de tiempo a refritos de sus logros “progresistas” y expuso temas nacionales obviamente diseñados para atraer votantes demócratas en las elecciones primarias que se celebrarán en dos años. Antes que nada, por supuesto, tiene que sobrevivir el 2018, cuando espera ser reelegido a un tercer período.

Un par de horas antes de que los políticos y cabilderos se reunieran en el centro de convenciones estatal para escuchar al gobernador felicitarse a sí mismo, unos doscientos manifestantes desafiaron el aire glacial de Albany para llamar la atención a su negación a apoyar protecciones más fuertes para inquilinos u ofrecer un programa significativo para poner fin a la crisis de la falta de techo. Después de marchar y corear desde una iglesia cercana por la Calle State, se reunieron en el capitolio estatal, donde 30 de ellos fueron arrestados por bloquear las puertas en una acción de desobediencia civil.

Organizada bajo la bandera de Justicia de Vivienda para Todos (Housing Justice for All, HJFA), la acción reunió a inquilinos y neoyorquinos sin techo de todo el estado, incluidos la Ciudad de Nueva York, el condado de Westchester, Long Island y las ciudades de Albany, Rochester y Binghamton. HJFA es la primera campaña de base que ha juntado a los defensores de inquilinos del norte y sur del estado durante los siete años en que Cuomo ha sido gobernador. Esto es un acontecimiento positivo, ya que sólo una alianza estatal puede reunir bastante fuerza política para lograr una legislación. Los activistas de la Ciudad de Nueva York a menudo no entienden esto; aun si todos los legisladores de los cinco condados nos apoyaran, tendríamos sólo un 40 por ciento de los votos necesarios para aprobar un proyecto de ley en el Senado o bien la Asamblea estatal.

El personal de Cuomo hizo lo posible para no arriesgar interrupciones. Construyeron una muralla de cortinas azules de diez pies de altura en la explanada entre el capitolio y el centro de convenciones, para que las personas en camino a su espectáculo no fueran vistas. Esto provocó que muchos preguntaran: “¿De qué tiene miedo?” 

Cómo Andrew Cuomo ha traicionado a los inquilinos

Andrew Cuomo jamás ha expresado apoyo alguno para ninguno de los cambios necesarios para recomponer y restituir nuestras leyes de alquiler después de las enmiendas debilitantes promulgadas por el estado en 1993, el Concejo Municipal en 1994 y el estado en 1997 y 2003.

¿Apoya la revocación del descontrol de viviendas disponibles? No. En vez de esto, ha aumentado el umbral del alquiler mensual para la desregulación, alzándolo de $2,000 a $2,500 en 2011 y a $2,700 en 2015. Esto es un cambio insignificante, porque hay tan poca aplicación de la ley que los caseros pueden desregular apartamentos ilegalmente.

¿Apoya la regulación de nuevo de los apartamentos que han sido desregulados desde 1994, cuando el Concejo Municipal promulgó el descontrol de viviendas disponibles, y 1997, cuando la legislatura estatal lo extendió a los condados en las cercanías de la ciudad e hizo imposible que la ciudad lo revocara? No.

¿Apoya la revocación del “aumento de alquiler extra reglamentario” de 20 por ciento en apartamentos disponibles, que los caseros pueden sumar al alquiler legal cuando un apartamento pasa a otro inquilino, y que ha sido un factor importante en el enorme aumento de alquileres? ¿Apoya poner fin al resquicio legal del alquiler preferencial, que permite a los caseros asestar a inquilinos aumentos de cientos de dólares cuando tienen que renovar sus contratos? ¿Apoya restaurar el sistema de inscripción de alquileres a su estado de antes de 1993, cuando había graves sanciones para caseros que no inscribieran sus apartamentos anualmente, o presentaran inscripciones fraudulentas?

No. No. No. Y la lista sigue.

Al ser cuestionado, Cuomo insiste que está a favor de los inquilinos, aseverando que las nimias enmiendas que logró en 2011 y 2015 fueron grandes victorias para los inquilinos. Pero no hay nadie en el movimiento de inquilinos que le crea.

Al ser cuestionado, Cuomo culpa de su incapacidad para promulgar leyes de alquiler más fuertes al Senado, controlado por republicanos endeudados con los grupos de presión de la industria de bienes raíces de la Ciudad de Nueva York. Pero nunca ha movido ni un dedo para ayudar a los demócratas a ganar la mayoría.

Aun peor, ha permitido a los republicanos del Senado tergiversar los límites de los distritos electorales para favorecer a sus colegas en ejercicio. Urdió la alianza entre ellos y la Conferencia Independiente Demócrata (Independent Democratic Conference, IDC), el grupo de demócratas renegados que han facilitado a los republicanos permanecer en control incluso en los años cuando una mayoría de los senadores fueran elegidos como demócratas. Esto le ha permitido oponerse a políticas progresistas que podrían deslustrar su reputación como demócrata de centro.

Ahora cuando planea postularse para ser presidente –lo que por supuesto desmiente– Cuomo quiere mejorar sus relaciones con los votantes de la izquierda. Aparentemente, esto no incluye a los inquilinos. Él seguramente quiere que sus donantes en la industria de bienes raíces se queden a su lado. 

Lo que será necesario

Los inquilinos deben mantener la presión sobre Cuomo, y no dar tregua. Debemos ser militantes, agresivos, furibundos.

Si Cuomo tiene un contrincante progresista en la elección primaria demócrata programada para septiembre, los inquilinos deben unirse a su campaña. Ya que el gobernador siempre es sensible a cambios en el terreno político bajo sus pies, un sólido contrincante demócrata en la elección primaria podría hacer milagros para convencerlo a apoyar legislación a favor de inquilinos.

Los inquilinos también deben mantener la presión sobre los miembros de la IDC, muchos de los cuales representan a distritos con grandes cantidades de inquilinos con el alquiler regulado y en otras circunstancias. Al menos cuatro de ellos parecen tener una oposición garantizada en las elecciones primarias: Jose Peralta de Queens, Jesse Hamilton de Brooklyn, Marisol Alcántara del norte de Manhattan y el líder de la IDC, Jeff Klein, cuyo distrito se extiende desde el Bronx hasta dentro del condado de Westchester. Todos son culpables de ayudar a sus donantes en la industria de bienes raíces a suprimir legislación a favor de los inquilinos. Si solamente un miembro de la IDC pierde en septiembre, su fraude empezará a deshacerse.

Las leyes de alquiler vencen en junio de 2019, fecha escogida a propósito porque viene después de la próxima elección. No podemos darnos el lujo de esperar hasta entonces. Debemos forzar a Albany a aprobar legislación a favor de los inquilinos este año, un año de comicios. Si los inquilinos se quedan con los brazos cruzados esperando al 2019, entonces estaremos en serios aprietos.