Chinches

Chinches

Cómo lidiar con las chinches de cama

Regla número 1: ¡Olvídese de la vergüenza! Hay muchos con el mismo problema.

El casero dice que soy yo el responsable de deshacerme de las chinches en mi apartamento. ¿Es cierto?

En el caso de personas mayores o discapacitadas que no pueden mover sus muebles, ¿está el casero obligado a pagar a los trabajadores que reubican muebles y/o otras pertenencias para preparar para el exterminio?

¿Qué pasa si todos los que viven en mi apartamento tienen que mudarse por algunos días o por más tiempo mientras se lleve al cabo el exterminio? ¿Tiene que pagar el casero los costos de reubicación?

¿Es el exterminio de chinches una “emergencia” tal que un casero puede forzar a un inquilino dar acceso a su apartamento sin mucha anticipación, o es un asunto “normal” que requiere una negociación típica con los inquilinos sobre el acceso?

¿Se puede usar una infestación de chinches como defensa en un caso de falta de pago?

¿Se puede romper el contrato de arrendamiento y mudarse del apartamento a causa de las chinches?’

¿Qué pasa si la empresa de exterminio contratado por el casero no es competente y estoy bastante seguro de que los métodos que están utilizando no van a resolver el problema jamás?

¿Qué puedo hacer si creo que los químicos que una empresa está utilizando para llevar a cabo un exterminio son peligrosos o nocivos para mí u otras personas o mascotas en mi apartamento?

Si hay una infestación de chinches en un apartamento vecino, se puede pedir que el casero tome medidas para garantizar que ningunas chinches invadan mi apartamento?


Chinches, los minúsculos bichos que han atormentado a los durmientes picándoles durante miles de años, se han convertido en una plaga común en la Ciudad de Nueva York. Las ciudades modernas, con sus altas densidades de población, temperaturas interiores controladas y edificios con un sinfín de grietas, hendiduras y otros escondrijos, constituyen un ambiente ideal para las chinches. Se han encontrado en tiendas, metros, coches y hasta las salas de audiencia de las cortes.

Las chinches no son parásitos; son insectos de rapiña, así que no viven en los cuerpos de las personas. Por lo general son nocturnos y se alimentan cada dos o tres noches si pueden. Cazan su presa humana al seguir el rastro de dióxido de carbono que exhalamos. Al acercarse, dejan que el calor corporal les guíe el resto del camino.

Por lo común, las chinches entran en los apartamentos al obtener un aventón, o “autostop”, en maletas, mochilas, ropa, ropa de cama o muebles. También pueden desplazarse verticalmente a lo largo de una línea de apartamentos, a los apartamentos al lado o a través de un pasillo.

Aunque muchos caseros prefieren hacer el exterminio de chinches en un apartamento tras otro, esta manera de tratar de eliminarlos de un edificio puede fracasar fácilmente. Cuando se hace un tratamiento de exterminio en un apartamento infestado, todos los apartamentos contiguos y hasta los del otro lado del pasillo deben ser inspeccionados, y el mismo exterminio debe llevarse al cabo en ellos si resulta necesario. El casero también debe tomar tales medidas como tapar y sellar grietas para evitar que las chinches se dispersen o infesten el mismo apartamento de nuevo.

Por lo general, hay que contratar a un exterminador profesional para deshacerse de todas las chinches y evitar otra infestación. Usted tendrá mucho trabajo que hacer, tanto para prepararse para el exterminio como para garantizar que las chinches no vuelvan.

Cómo conseguir ayuda

Regla número 1: ¡Olvídese de la vergüenza! Hay muchos con el mismo problema.

A las chinches no les importan si su hogar es totalmente descuidado o limpio como un espejo: lo único que les interesa es la presencia de seres humanos para alimentarse.

Tan pronto como se entere de que hay chinches en su apartamento, usted debe avisar al casero sobre el problema, por escrito si no obtiene una respuesta inmediata por otros medios (envíe una carta por correo certificado con acuse de recibo y guarde el recibo con una copia de la carta). Avise a los vecinos sobre el problema e ínsteles a inspeccionar sus propios apartamentos para averiguar si ellos también tienen chinches. También puede ser necesario organizar el edificio para poder ejercer más presión sobre el casero.

El casero dice que soy yo el responsable de deshacerme de las chinches en mi apartamento. ¿Es cierto?

¡No! ¡No es cierto! El código de vivienda y manutención de la Ciudad de Nueva York específicamente incluye las chinches en la lista de insectos que el casero es obligado por ley a erradicar. El Departamento de Conservación y Desarrollo de Vivienda municipal (Department of Housing Preservation and Development, HPD) incluye las chinches en la lista de infracciones Clase B. El casero tiene 30 días para erradicar la infestación y también debe tomar medidas para evitar que las unidades afectadas se infesten otra vez.

Si su casero se niega a tomar todas las medidas necesarias, usted puede presentar una queja al HPD (llame al 311) o llevarle a la Corte de Vivienda en una acción de la Parte de Vivienda (HP). Usted también puede presentar una queja a la División de Vivienda y Renovación Comunitaria estatal (Division of Housing and Community Renewal, DHCR), si usted tiene un apartamento de alquiler regulado, pero esto puede llevar mucho tiempo sin ser muy eficaz. Además de llamar al administrador o hablar con el superintendente, es importante avisar al casero o al administrador por escrito y hacerles saber cuáles son las medidas que usted espera que ellos tomen.

¿Es el casero responsable por los gastos relacionados a la sustitución de las pertenencias que tengo que botar a causa de las chinches, o los gastos relacionados a la limpieza de ropa infestada?

En general, no se puede hacer responsable al casero de los daños a sus pertenencias o los costos pagados de su propio bolsillo, a menos que usted pueda mostrar que el casero fue negligente. Esto podría incluir una situación en la que el casero sabía que hubo chinches en un apartamento vecino y no tomó las medidas adecuadas para evitar que se desplazaran a su apartamento. Si usted tiene pruebas de que la infestación original o una infestación que persiste es el resultado de la falta del casero para resolver el problema, entonces usted podría tener el derecho a una indemnización.

En el caso de personas mayores o discapacitadas que no pueden mover sus muebles, ¿está el casero obligado a pagar a los trabajadores que reubican muebles y/o otras pertenencias para preparar para el exterminio?

Los caseros sostienen que hacer este trabajo o pagar a otras personas para que lo hagan es de la incumbencia del inquilino. Los inquilinos corren cierto riesgo al no hacer el trabajo ellos mismos, ya que se les puede considerar responsables por no haber cumplido con los protocolos del exterminio. Sin embargo, si usted está físicamente incapaz de hacer el trabajo y no tiene los recursos económicos para poder pagar a alguien por hacerlo, usted debe pedir al casero por escrito, con una explicación, que le ayude, ya que estas preparaciones son parte del “trabajo” necesario para eliminar las chinches.

Los Servicios para Protección de Adultos (Adult Protective Services) puede ayudar a algunos inquilinos de mayor edad con el trabajo de preparación; para más información, llame al 311. Hay empresas comerciales que hacen los preparativos para el exterminio de chinches, pero sus servicios pueden ser muy caros.

¿Qué pasa si todos los que viven en mi apartamento tienen que mudarse por algunos días o por más tiempo mientras se lleve al cabo el exterminio? ¿Tiene que pagar el casero los costos de reubicación?

La mayoría de los caseros no van a querer hacer esto. Tratar de recuperar los costos de reubicación, o tratar de convencer al casero a reubicarle mientras se lleve al cabo el exterminio en su apartamento, probablemente supondría un procedimiento judicial y no hay ninguna garantía de que el tribunal le conceda la reparación. (Si usted se muda durante la erradicación, asegúrese de que no está trayendo ningunas chinches consigo. Elimine las chinches de su ropa y equipaje al lavarlos y/o meterlos en una secadora caliente.)

¿Es el exterminio de chinches una “emergencia” tal que un casero puede forzar a un inquilino dar acceso a su apartamento sin mucha anticipación, o es un asunto “normal” que requiere una negociación típica con los inquilinos sobre el acceso?

Usted debe dar al casero acceso a su apartamento para que él pueda tomar las medidas adecuadas para erradicar las chinches. Si usted tiene un contrato de arrendamiento, es muy probable que éste establece con cuánta anticipación se puede dar aviso. A menos que su contrato especí- ficamente estipule lo contrario, una infestación de chinches no es una emergencia que permite acceso sin aviso previo.

Un aviso previo “razonable” no está definido específicamente en Nueva York. Puede ser interpretado como dos o tres días. Sin embargo, usted corre cierto riesgo al tardar en dar acceso. Las chinches se reproducen a un ritmo tan rápido que cada día de demora significa que la infestación va a empeorar.

¿Se puede usar una infestación de chinches como defensa en un caso de falta de pago?

Entablar una acción HP para forzar al casero a hacer reparaciones es más eficaz que retener el alquiler. Usted puede iniciar el caso cuando esté preparado en vez de esperar hasta que el casero entable una demanda en su contra por falta de pago.

Si es el demandado en un caso de falta de pago, usted puede terminar en una “lista negra de in quilinos”. El Estado de Nueva York vende los expedientes judiciales a “agencias de selección de inquilinos” y los caseros a menudo se niegan a alquilar a las personas que han estado en la Corte de Vivienda con sus caseros previos.

¿Se puede romper el contrato de arrendamiento y mudarse del apartamento a causa de las chinches?’

Un contrato de arrendamiento es legalmente obligatorio, y la mayoría de los contratos de arrendamiento no tienen ninguna disposición que permita que una parte anule el contrato sin el consentimiento de la otra parte. Los inquilinos a quienes la frustración los lleva a mudarse pueden ser considerados responsables para lo que queda del período de arrendamiento.

Sin embargo, a veces uno puede convencer al casero que cancele el contrato antes del tiempo. Si usted hace esto, procure obtener todo por escrito, firmado por las dos partes. Que no se le olvide el refrán: “Un contrato verbal no vale ni el papel en que está escrito”.

En casos extremos, usted puede sostener que una infestación de chinches le “desalojó implícitamente” de su apartamento, lo que puede mantenerse como una defensa válida si el casero le demanda por el alquiler no pagado después de que usted se ha mudado del apartamento antes de que se haya vencido el contrato. Esto depende de cuánto la infestación interfiere con su vida y/o le priva del uso de su hogar. Si el casero entabla una demanda en su contra, le corresponderá a la corte decidir si la infestación de chinches era bastante grave para permitir a usted considerar que el contrato se había anulado.

¿Qué pasa si la empresa de exterminio contratado por el casero no es competente y estoy bastante seguro de que los métodos que están utilizando no van a resolver el problema jamás?

Esto puede ser una decisión difí- cil. Si usted se niega a dejar que el exterminador del casero haga el trabajo, entonces usted puede ser acusado de ser el problema. En general, los jueces en la Corte de Vivienda dirán que usted tiene que dejar al casero emplear la empresa que prefiera y cuando el trabajo no se hace debidamente, usted tiene que regresar a la corte para quejarse. La mejor práctica es probablemente documentar qué es lo que la empresa está haciendo, mostrar que no está funcionando y tratar de obligar al casero a conseguir una nueva empresa que utilice mejores métodos.

¿Qué puedo hacer si creo que los químicos que una empresa está utilizando para llevar a cabo un exterminio son peligrosos o nocivos para mí u otras personas o mascotas en mi apartamento?

Si usted tiene una enfermedad documentada y/o un médico le aconseja evitar contacto con ciertos químicos, usted debe avisar al casero de inmediato, antes de que se envíe a un exterminador a su apartamento. Si usted no hace esto, la toxicidad se convierte en una cuestión más difícil. Si se niega a dejar entrar a un exterminador a causa de una preocupación generalizada sobre los químicos, usted correrá el riesgo de que el casero entable una demanda en su contra por no haber tomado las medidas necesarias para permitir la eliminación de las chinches. Seguir dando refugio a chinches cuando el casero asevera que está haciendo un esfuerzo de buena fe para eliminarlos puede resultar en un procedimiento de retención de posesión (“holdover”) por haber causado molestias.

Si hay una infestación de chinches en un apartamento vecino, se puede pedir que el casero tome medidas para garantizar que ningunas chinches invadan mi apartamento?

Si, se puede. El casero tiene la obligación de mantener su apartamento libre de chinches. Si no está inspeccionando los apartamentos vecinos automáticamente y haciendo un tratamiento de exterminio si fuera necesario, o sellando agujeros y grietas que otorgan acceso a las chinches, usted debe hacer una solicitud por escrito para que lo haga. Si el casero no cumple y las chinches invaden su apartamento, esto fortalecerá una demanda por negligencia y puede dar a usted el derecho a una indemnización por los daños y perjuicios que usted pagó de su propio bolsillo, además de otros daños y perjuicios relacionados.

Traducido por Lightning Translations.